Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

19/9/12

Crítica Cine: La experiencia David Lynch

David Lynch
Conocí a David Lynch por pura casualidad y viendo la televisión. Emitian en Canal Sur tv su mítico film: "Terciopelo Azul" (Blue Velvet, 1986), el cual no conocía por entonces, ni tampoco a su director. No sabía nada de nada de él, excepto que las imágenes que recorrian la pantalla y la música de el largometraje me impactaron.

El principio de la película ya te pega a la butaca. Quizá fue su banda sonora, unido a la belleza de las imágenes a cámara lenta, esa canción que suena . Todo te lleva a una oreja en un jardín. Esa oreja es la base de una trama argumental sorprendente en esta película ejemplo del post-modernismo en el cine. La recomiendo que la vean, disfruten y ojalá sientan como yo. Lo bueno o malo del cine es que no se puede contar ni expresar lo que se siente y menos trasmitirlo a los demás sólo explicándolos. Son sentimientos, solo se sienten. Cuando estamos ante una gran obra de arte es mejor disfrutarlo como hacemos con la pintura, la música, etc. El arte es la obra y las sensaciones que produce en el espectador, que según quién viva la experiencia, pueden sentirse emociones distintas. Pero lo más importante es que si es una buena obra a nadie le deja indiferente. Pienso que es el caso de "Terciopelo Azul", aunque el tiempo no pase en balde ni para ella: los 80 no perdonan. Sed benevolentes con ella.
Imagen de la película "Terciopelo Azul"
iene a cuento que hable de David Lynch, lo reconozco, por cuestiones estrictamente personales que deseo compartir con quien me lea. Me vi personaje en una película de Lynch. No recuerdo nada del sueño excepto que me encontraba en una película de este director. No es baladí que sueñe con un director de cine que se basa en el surrealismo como parte fundamental de estilo para mostrar su universo en sus películas. Y ya sabeís que el surrealismo se basa en la libertad de los sueños. Así es el cine de Lynch: bello y muy libre, pero tambien te deja con uan sensación de incomodidad, vacío y desesperación. En otras entradas del blog dedicaré más espacio y contenido a alguien que para mí lo merece, auque he de reconocer tener especial predilección por este cineasta. Junto con Fritz Lang, son mis directores favoritos.

Para ir conociendo a Lynch os recomiendo que veaís: "El hombre elefante" (The Elephant Man, 1980); la película en esta entrada mencionada, claro; la serie de televisión "Twin Peaks" (1990-91) y rematar con "Carretera Perdida"  (Lost Highway, 1997). sólo para ir empezando, que hay mucho más que ver, oír y disfrutar de este autor. Que disfruteís mis recomendaciones. Y no temaís, que hay muchas maneras de contar historias. David Lynch no la hace de la manera clásica y tradicional. Es un vanguardista, así que : ¡Mentes abiertas!

                                              Principio de la película "Terciopelo Azul" (1886)