Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

8/7/12

Un año más: ¡GRACIAS!

Brindo por todos vosotros: ¡A vuestra salud!
No es habitual que los artículos de mi blog hablen de mi persona, pero teniendo en cuenta que hoy cumplo 36 veranos, me daré un homenaje: ¡Voy a hablar de MÍ! Y esta entrada del blog se la dedico a mis amigos, enemigos, desaparecidos, compañeros, jefes, lectores, familiares y cotillas, y por supuesto a Mi Santa. Gracias a vosotros soy el que soy, para lo bueno y para lo malo. Os quiero con todos vuestros defectos y virtudes, ya que gracias a ambas cosas soy mejor persona.

A mis amigos les digo gracias por seguir ahí, aunque haya pasado el tiempo y todos tengamos nuestra vida. Es un placer saber que puedes contar con personas de manera desinteresada tanto cuando necesitas ayuda, como cuando pasas por una buena racha, siempre están ahí. Sois pocos pero más que suficientes. A los que se hacen pasar por "amigos" pero son simples interesados y oportunistas que sólo te quieren y te buscan por puro interés, del tipo que sea: ¡Que os den bien y bonito por dónde tanto os gusta! Como bien os he demostrado, nunca podreís contar conmigo, como yo tampoco puedo contar con vosotros, no soy tan estupido como para creerme vuestras mentiras y manipulaciones.

A mis enemigos: Mi más sincero agradecimiento. Gracias a vosotros tanto como a mis amigos, soy el hombre que soy. Los enemigos son tan necesarios como los amigos, si aprovechas bien y conviertes su negatividad en positividad te haces mejor persona ya que no quieres parecerte a ellos. Gracias de veritas y sin sarcasmos. A esos que un día dijeron ser amigos míos y ya no sé de ellos: gracias por apartaros voluntariamente de mi vida. La paja es mejor apartarla del trigo y más si lo hace ella misma voluntariamente.

A mis familiares, a los que me quieren y me lo demuestran día a día, gracias, no siempre es lo más habitual. A los que dan por hecha la relación y lealtad por ser familiares y no se esfuerzan en cuidar la relación: sorry. No mereceís la pena. A los demás, gracias por estar ahí. A mis buenos compañeros de curro, gracias por aguantarme porque soy un poco plasta. A los cotillas del curro:  vaís a tener la misma medicina. A mis jefes: yo sé que en el fondo me quereís más de lo que yo os quiero a vosotros, jejeje.

A mis vecinos: gracias por estar como ausentes y no sólo parecerlo. A mi casero: gracias, eres el mejor, no creo que encuentre otro igual. A los que me leeís os digo: Mis más sinceros agradecimientos por el tiempo que me dedicaís. Se que en internet con tanta cosa interesante el que me dediqueís tiempo es un honor que pocos tienen. Gracias.

A los que dan por hecho las relaciones de amistad y familiares os digo: ¡Ciudadín!. Que yo sólo estoy si vuestro proceder es sincero. No es cuestión de la clase de relación filial o amistosa que tengamos, es cuestión de como se riegan día a día las florecillas. El que sea tu hijo o amigo, no significa que ya por eso si pasas de mí o me haces daño, te tenga que tener aprecio y estar ahí siempre que acudas o aguantando tus sopla-polleces. Que no haya aludidos que es sólo un ejemplo.

A Mi Santa: gracias por aguantarme tu sabes que soy bastante toca-pelotas, pesado, obsesivo y a veces te saco de quicio. Gracias porque eso no pese más que otras cosas buenas que también creo tener.

A todos los que no creísteís en mí: GRACIAS. Por vosotros he llegado donde he llegado y donde llegaré más adelante. Sois la fuerza que me ayuda a esforzarme por ser cada vez mejor y dar lo máximo, aunque sólo sea por dejar la evidencia de lo mucho que os habeís equivocado. A los que creeís en mi: gracias por el apoyo. A los que intentaís hacerme daño: no teneís poder. El poder lo tendriaís si os hiciera caso a vosotros y os siguiera el juego. Pero no significaís nada en mi vida y paso de vosotros totalmente.

Gracias a todos un año más. Nos vemos en Mariachilandia el próximo año. Sí, sí, habeís oído bien. Y luego a Gringolandia. Ahora sí, mi vida va a ser: DE PELÍCULA.

Mecano: "Un año más"