Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

10/8/13

Si no nos vamos a la playa: ¡Nos la inventamos!

Si no vamos a la playa: ¡Nos la inventamos!
Pues nada, ya estamos otra vez en plena canícula. Los españoles hacen un parón en sus problemas de la vida cotidiana diaria, se olvidan de sus labores (los que aún las medio-conserven) y hacen como que se van de vacaciones o se las toman aunque sean mentales. Los españoles están muy avergonzados de volver ser de los pobrecitos de Europa. Pero llegado el veranito, todo se deja a un lado, vergüenza incluída y conservamos todavía la tradición en julio y agosto de preguntar al vecino o al compañero de "sufrimiento laboral": ¿A dónde te vas de vacaciones? La cara que se le pone al que se tiene que ir "al pueblo" porque no tiene un centavo para irse "de veraneo" o al que ni siquiera se mueve de su ciudad porque ¡¿pa´ qué moverse pa´ na´?! O al que se va a la casa o el apartamento de un colega en la costa que está cuasi - arrruinado con la hipoteca de la casa playera que se compró en plena ´burbuja` (el único que al menos aprovecha que tiene techo para irse de vacaciones antes de que se la quede del todo el perro banco). 

La cara que pone el españolito preguntado, es como de gustirrinin pero al contrario, o sea, es la que pongo yo por ejemplo, no os voy a engañar. Es que llegados a este mes del verano, los cerebros con tanto calor estan al mínimo o directamente tan derretidos que no hay aire acondicionado de oficina que pueda dejar pensar racionalmente al empleado cabreado y puteado, tanto, que su cerebro no abarca para más que preguntar a su otro compañero, que está igual que él o peor, y para comprobar si está peor todavía que él o desgañitarse de gusto con él: ¡y tú mas! Y para eso qué mejor que preguntarle a tu compañero de sufrimiento laboral: ¿A dónde te vas de vacaciones? - No me toques las pelotas tonto-baba que en unos meses: ¡Todos calvos! (Menos los que ya sabemos). Comiéndonos unos a otros. Si es que a esto no hay por dónde meterle mano o cogerlo. España y los españoles, como mínimo, no tenemos remedio.

En casa, en la playa, en el campo, en el supermercado, en el WC o en la oficina, en el INEM o delinquiendo: ¡Feliz Verano! Nos vemos en septiembre, más o menos. Eso sí, no sé si en España o haciendo ´movilidad exterior` (como dicen los que nos roban y dejan que otros lo hagan), para que así la próxima vez sí que podamos tener esas merecidas vacaciones que todos, todos, nos merecemos (tengamos trabajo o no) y que no sólo las tengan los que viven de nosotros. ¡Ya esta bien! Feliz verano y a mojarse el culo todos, aunque sea en la ducha.

La próxima vez la sombrilla y la hamanca estarán ocupada por nuestras posaderas