Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

7/7/16

La herencia del 26J (y V): ¿Habrá terceras re-elecciones?

Leer antes: La herencia del 26J (I): ´El discurso del emperador borracho La herencia del 26J (II): ´La imagen de la jornada` La herencia del 26J (III): ´Clara victoria del "Clan de los Bárcenas" y La herencia del 26J (IV): ´La oposición retrocede en apoyos`
  
   El calendario es como sigue: el 19 de julio se constituye el Congreso y el Senado y se eligen los presidentes y miembros de la Mesa del Congreso y del Senado y dará comienzo la XII Legislatura; el 25 de julio comienza la Ronda de Contactos del Rey con los representantes de los partidos políticos, para tantear como está la situación y ver a quién le cede el testigo para que intente conformar gobierno con los máximos apoyos posibles en el primer Pleno de Investidura que se podría celebrar para el 8 de agosto; para finales de agosto o primeros de septiembre, y desde el momento en que un candidato se atreva a "probar suerte" y comprobar si podrá formar gobierno, comienzan los dos meses para la cuenta atrás para la posible tercera repetición de las elecciones en menos de un año o para conformar gobierno si se les aparece la virgen.

     Es el momento de mirar hacia atrás y recordar porque no se pudo formar gobierno en la anterior legislatura. El PP ganó también las elecciones, pero tenía menos escaños que ahora y rechazó la oferta del Rey de que se trabajara un acuerdo de gobierno. Mariano Rajoy fue el primero en pasar la pelota al PSOE para que este intentará hacer lo que a él no le convenía por los números y su incapacidad para dialogar. Sabía que si Pedro Sánchez fracasaba la culpa iría para el PSOE por no haberlo conseguido y para Podemos por no ceder y se repetirían las elecciones y él podría decir que era culpa de los demás y salir beneficiado, como así ha sido. Pedro Sánchez firmó un acuerdo-coalición previo con Ciudadanos, que intentó imponer como condición previa para un posible acuerdo con Podemos y sus confluencias, con IU y si prosperaba con los nacionalistas catalanes. El intento en bloque del PSOE-Ciudadanos de imponer sus condiciones a los demás interlocutores hizo encallarlas. Realmente Ciudadanos no era un socio necesario en una coalición de izquierdas, sus escaños no eran necesarios y se quisieron imponer como si lo fueran. Entre dimes y diretes y culpas, fuimos a dar a unas nuevas elecciones el 26 de junio. 



   El 26 de junio aunque el PP mejoró resultados y para gobernar se le presentan varias opciones, ya sea con apoyos explicitos o disfrazados de abstenciones, a cual más complicada para él: PP + Coalición Canaria + PSOE; PP + Coalición Canaria + PSOE + Ciudadanos; PP + Ciudadanos + PNV + Coalición Canaria + 1 abstención del PSOE o de su socio Nueva Canaria (que dice que hará lo que diga Sánchez y si le conviene). El PP y Rajoy no se han labrado apoyos de nadie durante más de cuatro años de rodillo parlamentario, corrupción, prepotencia, abusos y poner las cloacas del estado a su servicio y contra "sus enemigos" (todos los partidos, personas y políticos que no sean ellos, muy democrático) . Está más solo que la una, nadie le quiere y nadie le tiene lástima. La mayoría piensa: ¡Que les den! Y está bien justificado.

    Sólo queda que la oposición forme gobierno, prácticamente toda podría unirse y formar gobierno contra Rajoy. Pero el bloque de izquierda salio tocado y menos fuerte en estas elecciones. Prácticamente toda la oposición desprecia a Rajoy y al PP (y todos los ciudadanos que los sufrimos, excepto sus votantes), pero tanto PSOE como Unidos Podemos tienen que poner orden en sus casas, que con tantas elecciones no les ha tenido tiempo, están muy desordenadas y necesitan un tiempo en la oposición. Pues parece que tampoco lo van a tener, está el país peor que sus propias casas. Luego está el tema no resuelto entre PSOE y Unidos Podemos, lo que más desconfianza les provoca a ambos, de la hegemonía de la izquierda, por ahora debilitada, pero aún controlada a duras penas por el PSOE, y el tema del derecho de autodeterminación que reclaman los nacionalistas catalanes y vascos, por el que el PSOE no está dispuesto a ceder. Ciudadanos es un convidado de piedra, no pinta nada aquí,  pero si quisiera se uniría al carro de la oposición contra un gobierno de gansters y a partir de ahí podría mejorar posiciones. Bueno, que si nadie lo remedia, iremos a terceras elecciones aunque sea un disparate como dice "el sabio" Mariano Rajoy, y a nadie le convenga, ni a los españoles ni a los partidos, pero más disparate es permitir que nos gobierne esta panda de mafiosos fascistas neofranquistas.