Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

14/2/17

Tregua tras la guerra civil morada


@AndresErCheca   Después de la tempestad llega la calma (tensa) en los cuarteles del partido morado. No sé hasta qué punto la muestra pública de las hostilidades, hasta el Congreso de Vistalegre 2, ha sido un ejercicio de debate y transparencia y no un fuego cruzado inevitable de ocultar. Si a la derecha corrupta le cuesta ocultar sus desavenencias internas, pero lo hacen a pesar de todo y muy bien, la izquierda belicosa haría bien en tapar lo más que pudiera sus vergüenzas y aprender en estos temas de su enemigo (externo) común. No hay más que recordar el episodio previo del PSOE, y la que armaron, en su guerra civil propia para “fusilar” a su secretario general. Pues Podemos no quería ser menos y tuvo la suya propia entre las familias mayoritarias del partido, la errejonista y la pablista. En medio impávidos y cariacontecidos de lo que estaba pasando, todas las demás: los Anticapitalistas -no beligerantes del todo y pro-pablistas- y la también pablista, ahora aparentando beligerancia, Carolina Bescansa y sus seguidores. Sin olvidarnos de “los socios confluenciales de Izquierda Unida con una media sonrisa cruel que significaba: “Lo veis, no sois tan distintos a nosotros”


  Pero llegó el segundo Congreso de la historia de Podemos en el palacio de Vistalegre de Madrid, y se firmó una tregua entre las familias moradas, tras la cruenta batalla, obligados por los inscritos en el partido. La cosa quedo como se esperaba, la victoria de uno suponía a derrota sin paliativos del otro, aunque no se esperaba una victoria tan contundente de nadie, y eso que los contendientes principales lo habían apostado todo en esta guerra. Preferían morir con las botas puestas a rendirse a su “enemigo” interno. Luego llegarían los Anticapitalistas diciendo que el enemigo estaba ahí fuera (no sabemos si realmente se referían al PSOE, al PP y Ciudadanos o a todos en general y a los poderes económicos incluidos).

Un abrazo entre los contendientes
   El apoyo y la victoria del ejercito pablista en las primarias del partido ha sido clara y contundente, dejándolos a los errejonistas con 1/3 de poder en el partido y controlando los pablistas, gracias a la infrarrepresentación de los Anticapitalistas, que apoyarán a Pablo, con 2/3 del partido a su disposición. Máximo poder para que "el César" Iglesias haga y deshaga a su antojo. Nadie duda que se lo ha ganado, pero las dudas que surgen ahora son en relación a cuál será la relación con el PSOE cuando decidan qué camino toman los del puño y la rosa: si en sus primarias gana Pedro Sánchez la secretaría general, el partido se inquierdiza y querrá pactar con Podemos un posible futuro gobierno y si se derechiza y sigue en brazos de la derecha con las tropas de Susana Díaz y de la gestora, no querrán ni agua con Podemos. Las malas lenguas dicen que al haber Podemos  girado a la izquierda por la victoria de los pablistas, estos harán a un lado a los errejonistas, más proclives a dialogar con los socialistas y se abrirá paso la línea dura de “PSOE KK” o PSOE = PP. Esta guerra civil entre las distintas izquierdas, que en España nunca ha tenido tregua, torpedeará de nuevo la posibilidad de pacto de izquierdas. En el caso de que gane Susana Díaz, la derechización del PSOE dejará todo el espacio de la izquierda a Podemos (a Unidos Podemos y sus confluencias estatales y territoriales), el cual tendrá difícil el vender moderación tras la victoria sobre los errejonistas. Solo si son capaces aglutinar en torno ´al núcleo irradiador` del partido morado a las bases moderadas del PSOE podrá Podemos conseguir ser el PP de la izquierda, lugar que el PSOE se empeñó en abandonar casi desde los tiempos de Felipe González. Mientras tanto, la derecha corrupta del PP y su socio Ciudadanos, se relamen ante los muchos años de gobierno de los idiotas que les queda (los idiotas no son precisamente ellos, sino todos los demas: las izquierdas con sus luchas internas y los que eligen gobiernos corruptos).

El ganador de las primarias de Podemos