Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

2/3/16

Dos casos actuales de autoexplotación laboral en España

   No voy a hablar en este artículo de la autoexplotación a la que "voluntariamente obligados" se someten nuestros sufridos "falsos autónomos". El trabajo autónomo pasa los costos de producción y contratación al trabajador que se autocontrata dependiendo absolutamente del empleador o empresario, por eso lo de FALSO. El “falso autónomo” (no los llaman así, los llaman freelances o ´autónomos` a secas, para confundir con los que lo son de verdad) es la figura legal con la que el Estado pretende dar apariencia de legitimidad a la explotación de moda. Las empresas utilizan esta modalidad para ahorrar gastos sociales y salariales en detrimento de la dignidad del trabajo. Esta forma de trabajo y la microempresa empujan a los trabajadores hacia una franja creciente de autoexplotación y precariedad. 

   La explotación laboral "clásica", se define como recibir un pago inferior al trabajo que se realiza, lo que incluye desde pequeños abusos hasta los talleres de trabajo esclavo: Trabajar jornadas seguidas sin tener descanso alguno (como mínimo 12 horas entre jornadas); Trabajar exceso de horas: cuando se estipula en el contrato x horas y se trabaja realmente x + n horas de más, y además hacer cobrar el conjunto de horas totales x+n como x ; Trabajar en días festivos y no ser remunerados; Exceso de tareas: supongamos un trabajo de una empresa de diseño multimedia y se haya contratado al empleado como "diseñador" y este, aparte de realizar su trabajo tenga que hacer además de programador, maquetador, desarrollador, etc; Impago o retraso de los pagos (cobrar el mes siguiente lo que tendría que haber cobrado el mes anterior): el período a que se refiere el abono de las retribuciones periódicas y regulares no podrá exceder de un mes; Trabajar en la víspera de un examen para la obtención de un título reglado; Hacer trabajar al trabajador en horas de clase (horario lectivo); Hacer trabajos durante el descanso del trabajador (llevarse el trabajo a casa sin estar estipulado);  El neoliberalismo convierte al trabajador oprimido en empresario, en empleador de sí mismo. 

   Hoy cada uno es un trabajador que se explota a sí mismo en su propia empresa. Es el extremo del extremo, la deriva a la que ha llegado una sociedad sin escrúpulos y sin vergüenza. Cada uno es amo y esclavo en una persona, esclavo de sí mismo. También el que fracasa se culpa a sí mismo y se avergüenza. Uno se cuestiona a sí mismo y no a la sociedad. A continuación incluyo dos ejemplos reales de autoexplotación. Causas, las dejo a la imaginación de cada quién: la crisis, el borreguismo, la necesidad, la desesperación...

EJEMPLO 1: ¿SERÍA POSIBLE CONTRATAR A ESTE TRABAJADOR SIN PAGARLE NADA? ASÍ LO INDICA
EJEMPLO 2: ¿POR QUÉ ENSEÑA EL CANALILLO ESTA TELEOPERADORA SI NO TIENE NADA QUE VER CON EL TRABAJO QUE DEMANDA? EL EJEMPLO MÁS HUMILLANTE Y DENIGRANTE.