Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

26/7/15

Todo el poder para Pablo Iglesias

Iglesias en su etapa de asesor y colaborador de Izquierda Unida
   Pablo Iglesias, fue elegido candidato por las bases de Podemos number one a las elecciones generales por 48.494 personas, menos del 13 por ciento de los inscritos. Pierde casi la mitad de los apoyos con los que fue proclamado secretario general de Podemos en noviembre del año pasado. El resto de la lista, hasta el puesto número 65, estará formada por los candidatos escogidos por él para conformar su equipo. A partir del puesto 65 entran candidatos de otras candidaturas: Mercedes Domínguez, del equipo Utopía y Dignidad. De este equipo, los más votados son Diego Cañamero, Juan Manuel Sánchez Gordillo y Benito Zambrano. Esta candidatura está respaldada (a título individual) por la líder del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez. Este equipo respalda a Iglesias como mejor candidato a la presidencia pero su lista no es oficialista.

Fuente: El País
   La baja participación, tan sólo un 15,69 por ciento de los algo más de 380.000 inscritos en el censo (es decir, 59.280 personas) ha sido la característica más relevante de este proceso primarias, así como las críticas internas que la forma de votación ha recibido. La formación planteó tres votaciones, en las que podía participar cualquiera que se inscribiera en la página web de la organización y fuera avalado: la del candidato a la Presidencia del Gobierno; la de la lista que concurrirá al Congreso de los Diputados y la de la candidatura al Senado. Hay tres aspectos del reglamento criticado por sectores de las bases y núcleos de poder territorial vinculados al 15 M y a Anticapitalistas sobre todo. En primer lugar, los plazos. El proceso se precipitó por las especulaciones sobre un adelanto electoral, dice la dirección del partido. Los no oficialistas defienden que solo la cúpula estaba capacitada para presentar en tan poco tiempo una candidatura bien orquestada. Más bien parece que se precipitaran por este motivo, para dejar fuera a los más críticos con la dirección. En segundo lugar, el llamado método de voto en plancha, tradicionalmente criticado desde las primeras elecciones, que simplifica un proceso que debería ser más horizontal y plural. Y en tercer lugar, la obligatoriedad de presentar (en el caso de los aspirantes) y votar (en el caso de los simpatizantes) una lista de circunscripción única al Congreso de los Diputados. La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha defendido los "intereses de la organización" en su territorio, reclamando "descentralización y más autonomía" en decisiones clave de Podemos como la representación de su circunscripción en el Congreso de los Diputados y ha abogado por un "equilibrio" entre el poder central y el periférico del partido. Los críticos al final optaron por no presentar candidaturas para unas elecciones internas en las que no creían.

Iglesias en la IV Universidad de Verano de IA; ahora tiene la "suya propia"
   Pablo Iglesias, como si viviera en otro mundo o imitando a Rajoy, en lo de no afrontar “la realidad”, de sus bases y su partido en este caso,  calificó de “muy alta” la participación en el proceso de primarias de Podemos: “Parece que nuestras primarias han tenido mayor participación que la conseguida por Pedro Sánchez, Rivera, y por supuesto el PP”, dijo en la cadena SER. En opinión del líder de Podemos, además, “es muy difícil encontrar un método de participación más abierto”. Ve “positivas” las críticas a este proceso y valora que el debate sea público. Pero no les hace ni caso. Oye pero no escucha. Por otro lado, según él,  si la participación es alta comparándola con la de partidos ajenos al de Iglesias, sus argumentos para defender “el éxito” de esta participación son bastante débiles.

   Los resultados de las primarias que la dirección diseñó a la medida de Pablo Iglesias han corroborado el éxito de los estrategas, que llenarán las listas de personas de la absoluta confianza del secretario general. De esta manera, los críticos sufren el peor varapalo desde el nacimiento de la formación, puesto que sí lograron tener presencia en el Parlamento Europeo, en direcciones autonómicas claves como la de Madrid e incluso entre las secretarías regionales, ya que controlan las de Andalucía y Navarra con la citada Rodríguez y con Laura Pérez. Esta corriente está en gran parte integrada en el movimiento Anticapitalistas, heredero del antes partido Izquierda Anticapitalista, de cuya estructura se valió Podemos para expandirse por toda España. Se ven relegados. Aunque finalmente se elaboren listas de integración, los vencedores de las primarias harán valer tal condición para seleccionar las plazas por las que más posibilidades tienen de salir elegidos. El reglamento de Primarias fue recibido con amargura e indignación por el sector crítico anticapitalista y por el más cercano al 15-M, quienes incluso ven una "invitación" indirecta a abandonar el partido porque se les excluye y les lleva a la marginalidad, de hecho no se presentaron a las elecciones los componentes de este sector. Recordemos que las tensiones con los Anticapitalistas vienen de cuando Pablo se dio cuenta de la fuerza que estaba tomando este partido (ahora movimiento) en la formación y los forzó a convertirse en Asociación si querían estar en Podemos. Sobre todo de cuando el PSOE les avisó a la dirección de que si querían pactar con ellos tendrían que aplacar a esta, ahora, corriente. El trabajo ya está hecho y Pablo ha hecho la purga con gran éxito. Los resultados de la purga se han visto en todos los pactos alcanzados con el PSOE en las autonómicas y locales.

Esta imagen de unidad de los distintos fundadores de Podemos: ¿Se repetirá?
   Los retos de Podemos, de Pablo Iglesias y de su equipo ante las elecciones catalanas y generales que se les presentan son sobre todo intentar mantener la unidad sino se ha optado ya por la división interna, purga o disolución total de  sus “Pepito Grillo”, la izquierda neo-trotskista, tras usarlos para su expansión territorial: unidad por acuerdo o por imposición. Por ahora gana la segunda posibilidad y la toma de control total de “los tuerkistas” de la Complutense del partido. Aprovechando las elecciones primarias se consultó a las bases (con trampa en la forma de hacer la pregunta) sobre si se concurría a elecciones generales con su marca y con acuerdos puntuales en algunas Comunidades. Gano el sí con el 85%, lo que significa, según la dirección, el apoyo de las bases a la estrategia de la dirección de no ceder al chantaje de la izquierda comunista tradicional de Izquierda Unida y de bastantes responsables críticos de Podemos a favor de un frente de izquierdas disimulado de confluencia. Podemos (Iglesias), ya ha respondido que sí acepta el reto pero con su marca. Es un NO cortés a los ´ahoracomuneros´. Las encuestas no están siendo tampoco amables últimamente con Podemos. Todas estas tensiones y el hiperliderazgo hedonista del líder han dado lugar a una pérdida de apoyo popular del “Partido de la Gente” por esa misma "gente". O cambian de estrategia de aquí elecciones o todo el trabajo de este año y medio se habrá ido al garete y el cambio será historia,  la ilusión pura desilusión y una utopía amarga. Esto… y  de Grecia… mejor correr un túpido velo si no quiere Podemos hacerse el haraquiri.