Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

12/7/15

La división de la izquierda: Linchando al ´chivo expiatorio`

   Un chivo expiatorio (del latín expiatorius) es la denominación que se le da a una persona o grupo de ellas a quienes se quiere hacer culpables de algo de lo que no son, sirviendo así de excusa a los fines del inculpador. En la antigüedad en un pueblo de la actual Israel, se solía sacrificar un chivo (joven macho de la cabra) en rituales religiosos con motivo de purificar las culpas por medio del sacrificio. La expresión proviene del latín expiatorius y significa literalmente antes de venerar.

   Alberto Garzón Espinosa es un jóven político y economista español. Fue investigador en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, así como miembro del colectivo Economía crítica y crítica de la economía. Militante del PCE, y de Izquierda Unida desde 2003, desde las elecciones generales de 2011 es diputado en el Congreso por dicha formación. También es miembro de ATTAC (organización que promueve el control democrático de los mercados financieros). Su activa participación en el Movimiento 15-M conllevó que posteriormente se le considerara el portavoz del 15-M en el Congreso. En enero de 2013 fue elegido miembro de la Comisión Ejecutiva Federal de Izquierda Unida, máximo órgano en la dirección de la formación, asumiendo la responsabilidad de Economía Política Global. Pablo Iglesias, actual dirigente de Podemos, también formó parte de dicha Comisión. Desde 2014 fue secretario del proceso constituyente de Izquierda Unida y poco después fue elegido candidato a la presidencia del Gobierno de España por dicho partido a las elecciones generales de 2015. 

Presentación de Ahora en Común
   Con el nombre de Ahora en Común, este jueves echó a andar y fue presentada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, una iniciativa para impulsar una candidatura de unidad popular ante las generales al estilo de las listas que gobiernan en Madrid, Barcelona o Zaragoza. La plataforma se llamaría Ahora en Común, a la que apoyan cargos críticos de Podemos, cargos de Izquierda Unida y candidaturas ciudadanas, y supone un revés a la estrategia de Pablo Iglesias para Podemos, que quiere concurrir a los comicios con su marca y partido, y pretende que el resto de fuerzas de la izquierda alternativa se unan bajo su paraguas, pero sin sus siglas (este proyecto propone unión, pero sin ninguna sigla ni partido a la vanguardia, todas las personas a título individual). El candidato de IU, Alberto Garzón, que recibió el rechazo de Iglesias a su propuesta de unidad, saluda el proyecto. Además de Garzón, participaron Emmanuel Rodríguez (Ahora en Común); Arancha Gracia (Zaragoza en Común); Pablo Soto (Podemos y concejal en Madrid); María Sánchez (Valladolid Toma la Palabra); Miquel García (Podemos Comunidad Valenciana); Beatriz Talegón (ex militante del PSOE); López de Uralde (Equo); Miguel Ángel Vázquez (Por un Mundo Más Justo); Juan Campos (Chunta Aragonesista) y Joan Mena (Esquerra Unida). Entre los asistentes, como observador, estuvo Luis Alegre, del núcleo oficialista de Podemos más próximo a Iglesias.

   Ahora en Común no es todavía un partido político, ni tiene una organización. De momento se ha presentado con un nombre y un manifiesto que pide “construir una marea ciudadana por la confluencia capaz de continuar con la senda de cambio de los nuevos Ayuntamientos” con el objetivo de “ganar las elecciones generales”. Esto es, superar el proyecto de Podemos por otro más amplio, del que —en principio — el partido de Pablo Iglesias también forme parte. En teoría, claro, porque Podemos ya lo ha rechazado y despreciado.

   El dirigente federal de Izquierda Unida y diputado en el Congreso Alberto Garzón, respondió ayer a través de la red social Facebook, contra quienes insultan a IU y al propio Garzón, incluso en su propio perfil de la red social, por “el hecho de querer construir unidad con todas las fuerzas sociales”, según Garzón. Son muchas voces, sobre todos proveniente de Podemos, los que resposabilizan a Garzón de estar detrás y de ser el impulsor de este, denominado por algunos, "frente de iquierdas", aunque en realidad el proyecto se base en que sean las personas, a título individual, y no los partidos, los que lleven adelante la nueva organización.