Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

7/5/15

¡Hagan juego electores!

 
   Después de las elecciones europeas y andaluzas, llegan las del resto de autonomías que las celebran en pack de 13 (excepto las autonomías "privilegiadas" que las pueden celebrar aparte si gustan: Andalucía: recién celebradas; Cataluña: próximamente; y Galicia y País Vasco) y las locales de todos los ayuntamientos del país. ¡Menudo añito! Y Andalucía todavía con gobierno en funciones. No fue buena idea la de Susana Diaz de cargarse un gobierno "de izquierdas" que funcionaba perfectamente con IU para entorpecer el supuesto avance de Podemos. Y no consiguió su ansiada mayoría absoluta. 

   El 24 de mayo del 2015, de nuevo, España decide:

   Por primera vez "el turnismo" y el "quitate tú ´pa` ponerme yo, que ya me va tocando" habitual del sistema bipartidista (PP y PSOE) que ha tenido la hegemonía política en España, a falta de verificación con los resultados electorales que se produzcan, ha dado lugar a un sistema de cuatro partidos con posibilidad de gobierno o de condicionar el de la mayoría en ayuntamientos, comunidades y más adelante en el país. Andalucía y su paralísis actual es el ejemplo. Por eso el debate de modificar la ley electoral. Desde hace mucho tiempo los partidos minoritarios, UPyD e Izquierda unida (IU), llevan pidiendo una sustitución de la ley electoral por un sistema más proporcional para todos los partidos. Ahora que el bipartito pierde poder, lo ven necesario para las eleccioens locales y las autonómicas y sacan el debate, en vez de ponerse de acuerdo con otros partidos nuevos, ¡Que cara tienen! 

   El voto y los electores están bien volátiles, dicen los que se supone que saben. Que si las encuestan cocinan los resultados según la audiencia a la que van dirigidas y quieren manipular; que si Ciudadanos se come a Podemos; que si el PSOE aguanta pero no; que si el Partido Popular (PP) va cuesta abajo y sin freno; que si IU y UPyD van camino del cementerio...la realidad es que los ciudadanos tienen ganas de cambio pero parece que no tanto como para eclipsar a los pàrtidos tradicionales y muy corrompidos PP y PSOE. España no es Grecia, eso ya lo dijo hasta Pablo Iglesias y haber quien le lleva a contraria. Tampoco Podemos es Venezuela como tanto le gusta decir a la extrema derecha, ni Ciudadanos es un PP con lavado de cara. Todo, todo, es manipulación, pero de la que tiene mala uva. Como no se pueden ningunear las elecciones, todos los partidos, sus seguidores, sus medios lacayos y sus lobbies,  emplean todas las formas y medios que sean necesarios para intentar guiar el voto de los electores. Como si los ciudadanos fuéramos niños manipulables y tontos que nos creemos todos lo que nos cuentan: ¿O sí? No sé, la cuestión es que si queremos más de lo mismo o lo mismo o algo distinto, ahora es el momento que tenemos los ciudadanos de expresarnos, aunque sea en las urnas, es un comienzo, mejor dicho, una continuación. Con tanta oferta en este supermercado de la política no nos van a faltar jamones. Pidamos y que cumplan esta vez. Y si no: ¡Los echamos! (de una patada, muy democrática, eso sí).