Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

27/4/15

Portugal deshoja los pétalos de su Revolución de los Claveles con su ley de censura informativa

   Portugal revive estos días el 40 aniversario de la Revolución de los Claveles, la que derrumbó la dictadura de Salazar, la que trajo la libertad y la democracia, y la que puso fin al colonialismo y a las guerras en África. Coincidiendo con tan importante aniversario para las libertades democráticas de nuestro país vecino, en un momento bastante parecido a la situación previa a la Revolución de los Claveles, se aprueba en el parlamento, la "ley de censura previa", llamada oficialmente de "visto previo", que el gobierno portugués del PSD y el CDS, con el apoyo de la oposición mayoritaria del Partido Socialista, quiere imponer a todos los medios de comunicación públicos y privados de cualquier soporte. Supone una de las mayores afrentas a la libertad de expresión, desde las dictaduras previas a la Gran Guerra europea. Pretende el gobierno y sus socios de la oposición que se les consulte previamente toda la información y opinión que se quiera ofrecer en el mes previo a las elecciones, con normas de obligado cumplimiento por los medios, con coacciones y castigos en caso de incumplirlas. La legalización de la represión y la censura informativa. Implacable.


   Nadie pone en cuestión sobre las preferencias e intereses de muchos medios de comunicación hacia determinados poderes políticos y financieros, y de muchos otros tipos, pero aquí estamos hablando de que el poder político quiere imponer una ley de censura y control mediático, propia de dictaduras, para impedir la libertad de expresión, la influencia y la crítica al poder de los medios de comunicación. Europa calla. Los portugueses parece que también. Es muy triste que Portugal se siga creyendo una democracia, porque ya no lo será una vez aprobada esta ley (y las que vengan).

   No es Portugal el único país dónde su gobierno, ante el peligro de perder el poder, ha intentado controlar y poner cortapisas a los medio que no controlaba. Desde ´La Moncloa`, en España, desde el gobierno de Mariano Rajoy, se ha coaccionado a algunos medios no afines para que eliminen ciertos programas o a ciertos invitados a los mismos, o para que hagan a un lado a profesionales y periodistas incómodos para el poder de turno. La propia televisión pública ha sufrido la "obligada" marcha, despidos y destituciones de profesionales del periodismo que no facilitaban la propaganda gubernamental y que simplemente querían ejercer con libertad y honestidad la profesión de la comunicación periodística.

   
   Corren malos tiempos en Europa para la libertad. Las democracias están al servicio de los poderes económicos y financieros y recurren a leyes antidemocráticas para no perder el control de una población harta de tantos gobiernos corruptos y que gobiernan contra la mayoría del pueblo y al servicio de unos pocos. Para evitar la respuesta y la crítica se aprueban leyes represivas, se coarta la libertad de expresión en los medios de comunicación y en las redes de internet. También se usan los medios afines y los públicos para intentar que no se hablen de nuevos partidos y para acallar la protesta y las críticas al gobierno de periodistas e intelectuales. Es machacar a la gente y que no se les oigan sus quejidos, porque hay que joderse y aguantarse y ya no vale ni siquiera el derecho a la queja y al grito de rabia. Te pisan, te callas, te aguantas y vuelves a votar a los que te pisan. Así es la democracia en Europa. Por lo menos en el sur.